Detiene el sangrado - y desaparece 


Las esponjas hemostáticas de GELITA, utilizadas con frecuencia también en la medicina dental, son prácticamente indispensables en las cirugías de los hospitales. Producida por la formación de espuma de una solución de gelatina acuosa que luego se seca y se endurece, estas esponjas detiener el flujo de sangre y son completamente reabsorbidas durante el proceso de cicatrización de heridas. Pero no son sólo para los incidentes importantes: Para uso en el hogar y pequeñas heridas, las esponjas de gelatina, envasadas de forma esteril, ayudan a detener el sangrado. Esposas cariñosas las utilizan para tratar los accidentes de afeitado de sus maridos, y los padres las utilizan en las rodillas sangrantes de su niño después de jugar al fútbol.